Un poco de historia sobre la Fabada Asturiana

Para conocer un poco los orígenes de nuestro plato más popular

fabada asturiana en madrid

El consumo y degustación de "fabes" se remonta en Asturias al siglo XVI, en el que se sabe con certeza que se plantaba en el territorio asturiano y algunas de ellas se consumían.

La variedad más habitual que se emplea en la fabada es la que se denomina "de la Granja", es una variedad suave y mantecosa apropiada para este plato. El cultivo de esta variedad ocupa en Asturias cerca de 2500 hectáreas.

La receta tradicional de la fabada revela un origen humilde pues los ingredientes así lo muestran.

La historia menciona que pudo haber nacido la fabada ya en el siglo XVIII aunque no hay evidencias que apoyen esta afirmación, hay que considerar que a pesar de que las fabas son un ingrediente puramente rural, se tiene la creencia de que la fabada nace en las ciudades. No existen referencias escritas literarias sobre las fabas en ninguna de las obras, una de las más conocidas: La Regenta no la menciona a pesar de hacer una descripción exhaustiva de las costumbres de la región asturiana. Otros autores mencionan su parecido con la cassoulet del Languedoc procedente de Francia que podría haber llegado a España gracias al camino de Santiago vía la ruta francesa en la época de la Edad Media.

La primera referencia escrita a la fabada aparece en el diario asturiano de Gijón El Comercio en el año 1884; a pesar de ello no menciona la receta. Las apariciones posteriores en la literatura culinaria asturiana relacionan el plato con el también popular pote asturiano, autores como Armando Palacio Valdés al describir las características de los pastores asturianos en su obra "Sinfonía Pastoral" (1931) no menciona el plato.​ Según la investigación de diferentes expertos​ la fabada nace en un periodo no determinado entre el siglo XIX y XX. Algunos autores se inclinan más por el siglo XX. Hoy en día es sin embargo ya un plato conocido, no sólo en el Principado de Asturias sino que en todo el territorio español. Aparecen recetas en la literatura de comienzo de siglo.

Los emigrantes asturianos por el mundo dieron cuenta de este plato allí por donde fueron, de esta forma hay en algunos países variantes de La Fabada Asturiana como en las áreas cercanas a la ciudad estadounidense de Tampa.